viernes, 21 de noviembre de 2008

Rusty dreams




En primer plano las lágrimas de una mujer que contenta se compromete al cielo,
de un lado a otro corren los tragos y los vestidos largos. En una ráfaga de viento aparece el hombre de rojo con el brebaje encantado. Alcohol en la solapa, corbatas relajadas, los abrigos en el perchero, piecesitos escarlata como la luz de la pared. El primer tabaco, conversas nuevas, en la mesa corazones con sazón mediterraneo. Las brujas al vuelo, disuelven el óxido en sus huesos, beben su bendita desnudez, canturrean el hechizo que no ha muerto, danzan al rededor de la noche, prenden fuego a los castillos olvidados desde donde alguna vez se permitieron reinar. A carcajadas reanudan sus votos, sellados con sangre en otra vida, ante los chamanes de la Tierra, de la Luna y las Estrellas.



.

5 comentarios:

Enrique V. dijo...

Los sueños oxidados se desmoronan...

Gala dijo...

la última vez que quise entrar a ese lugar, había sobrecupo, era tarde hacía frío y mi acompañante llevaba equipaje... que buena definición. la primera vez que fui discutí sobre el porque las mujeres si podemos ser buenas artistas y no llegamos a nada... me quedó de tarea el lado oscuro del corazón y claroscuro... ese hombre era una pesadilla, lo bueno es que mi amiga sólo lo conservo para agarrárselo a los besos!!!
La ponía como loca que le dijera Morena... a mí me pareció básico, muy básico!!!
sin embargo del otro lado de la "pista" se veía la fiesta a otro nivel, fue bueno perderse por algún momento con gente desconocida y varios extranjeros!!!

Saludos!!!

Alejandro Bercini dijo...

Los Shamanes! que fuerte! recuerda esa historia que me contaste. ahora como anda el sexteto? se ha re encontrado? o siguen dispersos los chamanes, la luna y las estrellas?

Anyway, ya casi toca Madonna! saludos desde wonderland!

Beauséant dijo...

es como el comienzo de esas historias de vampiro con las que me metía en la cama y luego era incapaz de levantarme para ir al baño ;)

PPSKANIVAL dijo...

Brindo por las noches,que aburrido suele ser el dia